27 de març 2015

La veritat profunda


Sempre és interessant llegir els articles de Josep Giralt dins d'Amores imaginarios, el seu blog a El País. En aquest apunt reflexiona sobre el compromís i la societat. Us en deixo tot seguit un petit fragment i l'enllaç a l'article original. La fotografia, des de l'enyorada Anantapur, també és seva.

Hace un par de semanas amanecí retorciéndome de dolor y completamente débil. Conseguí coger un taxi, pero al llegar al vestíbulo del hospital me derrumbé en el suelo como si me hubiese disparado de golpe el marine francotirador de Clint Eastwood. Al faltarme el aire, creí que se trataba de un infarto. Finalmente fue una gastroenteritis aguda, que me dejó igual de exhausto que si hubiese recorrido la maratón de Nueva York a pata coja. No fue nada grave, pero al despertar, estirado en una camilla y “recolocado” en fila india con otros pacientes, -sin más compañía que mi ropa en una bolsa de basura-, me di cuenta de que la vida debería ser otra cosa. Antes de caer, pude apreciar el recelo que provocaba mi lamentable estado. Sospecho que la gente pensó que llevaba encima una cogorza monumental al estilo Reina Madre de Inglaterra, o que simplemente me quedaban dos días.

[...]
Llegir l'article sencer.