18 de gen. 2010

Sense terratrèmols som invisibles

He vist l'encertada vinyeta que El Roto va publicar el passat dissabte a El País reproduïda en uns quants blogs, com per exemple El Rentaplats o Otromundoesposible. En aquest últim l'acompanyen d'un text de Kapuściński que trobo molt indicat, i que copio tot seguit. Kapuściński va dir que escrivia sobre la pobresa i sobre els pobres per raons ètiques:

[...] sobre todo porque suelen ser silenciosos. La pobreza no llora, la pobreza no tiene voz. La pobreza no se rebela. Encontraréis situaciones de rebeldía sólo cuando la gente alberga alguna esperanza. Entonces se rebela, porque espera mejorar algo. En la mayor parte de los casos se equivoca; pero el componente de la esperanza es fundamental para que la gente reaccione. En las situaciones de pobreza perenne, la característica principal es la falta de esperanza. Esta gente no se rebelará nunca. Así que necesita que alguien hable por ellos. Esta es una de las obligaciones morales que tenemos cuando escribimos sobre esta parte infeliz de la familia humana. Porque ellos son nuestros hermanos y hermanas pobres. Que no tienen voz. [...]