20 d’oct. 2008

Entrevista a Carlos Taibo

Carlos Taibo és professor de Ciència Política a la UAM i especialista en política internacional contemporània. Fa uns dies els usuaris de Canalsolidari li van fer una entrevista online molt interessant. Podeu llegir-la sencera aquí.


Taibo fa poc també ha presentat el seu nou llibre 150 preguntes sobre el nou desordre’ en el que aborda el tema de la globalització capitalista des de diferents vessants.

Us deixo un parell de preguntes de l’entrevista:

Pregunta: ¿qué le parece que el discurso oficial sea restringir al máximo el Estado y cuando los causantes (a través de la especulación) de la crisis sufren el Estado sale a rescatarles? ¿capitalismo salvaje para los pobres y socialismo paternalista para los ricos? Arancha

Resposta: Es consecuente con la práctica neoliberal: los beneficios se privatizan, mientras las pérdidas, en cambio, se socializan. Naturalmente que todo esto es lamentable, tanto más cuanto que quieren convencernos de que las ayudas públicas lo son para salvaguardar puestos de trabajo o atender a los 'beneficiarios' de las hipotecas-basura. El único propósito es garantizar obscenamente que los usureros de siempre puedan seguir siéndolo.

Pregunta: Es un lujazo poder realizarle una pregunta. Allá va: El marco económico-político europeo (y mundial, pero quiero centrarme en el europeo) deja muy poco margen de maniobra a un partido político de izquierdas que alcance el poder y quiera llevar a cabo políticas realmente diferentes (en la línea de "otro mundo es posible"). ¿Cree usted que detro de la UE es posible realizar este tipo de políticas? Si no es así, ¿qué posibles soluciones hay? Porque está claro que demonizarán al partido que diga "Señoras, señores, nos salimos de la UE..." etc, etc... Muchas gracias¡¡ Un fuerte abrazo.

Resposta: Cada vez creo menos en la forma 'partido'. Tenemos que trabajar por engordar movimientos sociales activos, orgullosos e independientes, anticapitalistas y antiburocráticos. La crisis en curso, a mi entender, abre el camino, en cualquier caso, a una edad de oro para los movimientos de contestación.